Es urgente un cambio de paradigma. Hacia una nueva cultura.

Es urgente un cambio de paradigma. Hacia una nueva cultura.

Es urgente un cambio de paradigma. Hacia una nueva cultura.

ES URGENTE UN CAMBIO DE PARADIGMA HACIA UNA NUEVA CULTURA.
Liderazgo transformacional.

Las últimas cuatro décadas han promovido una forma de vida que se ha fundamentado especialmente en el consumo y en el hedonismo. Este hecho ha consolidado una manera de hacer de las personas en la que los valores han sido, en muchos casos, sólo palabras.

Han sido 4 décadas en las que se ha promovido la economía más salvaje y perversa. El consumo desmedido e irresponsable ha formado parte de la vida de todos los que formamos parte de este primer mundo. Y esta manera de actuar ha puesto en alto riesgo el planeta entero.

Con la ambición para ganar (dinero y reconocimiento social) y con el correspondiente consumo, no nos damos cuenta de que el aire se hace irrespirable por todos los seres vivos, sube rápidamente la temperatura del planeta, los casquetes polares se derriten, el nivel del mar sube y en definitiva nosotros, de forma consciente o inconsciente nos estamos autodestruyendo.

La economía es un medio que debe dar las herramientas para hacer que las personas tengan una vida digna. La economía exacerbada ha dado como resultado la voluntad, en muchos casos, de acumular objetos y dinero por encima de todo.

Este resultado, ha generado un mundo injusto. Unos pocos tienen grandes fortunas. Unos cuantos más,  amplias cuentas de resultados y la mayoría, viven en unas condiciones económicas precarias que les hacen la vida muy difícil.

La pobreza hoy afecta a millones de personas en todo el mundo.

Las publicaciones académicas y conferencias rigurosas sobre estos aspectos son numerosas aunque, los ciudadanos con suficientes recursos para vivir, nos quedamos sentados en un sofá sin hacer nada y consintiendo que la situación siga igual.

La amplia mayoría de la sociedad, demanda desde hace mucho tiempo la necesidad de hacer un cambio de paradigma. Una palabra que puede parecer incluso retórica. Pero lo que necesita verdaderamente el mundo, es aprender a funcionar por valores. Entre otras fórmulas, el liderazgo transformacional del que tantas veces os hablo, es justamente aquel en el que se fundamenta una nueva cultura, una nueva manera de hacer: la que permite funcionar de acuerdo con los valores.

No me cansaré de repetir que el liderazgo transformacional aprende. Hace veinte años que hago cursos y conferencias en este sentido y seguiré repitiendo que para aprender es imprescindible aplicar metodología. Muchos dicen que saben, por “sentido común”. Nada más lejos!

Las organizaciones de todo tipo deben poner a la persona en el centro de toda actuación.

Una vez más … una frase bonita … NO!
No es un sólo una expresión!
Las empresas, la política y las organizaciones deben poner por delante el respeto más profundo a las personas por encima de la cuenta de resultados.

Conozco bastante organizaciones de todo tipo que promueven este discurso, mientras, a la vez, defienden por encima de toda la cuenta de resultados. Debemos acabar con el todo es válido para lograr más resultados económicos o de reconocimiento social.

Nuestra sociedad reclama a gritos un cambio de modelo.

Respetar a las personas significa creer realmente en ellas. Nadie, absolutamente nadie, es más importante que nadie. Ni en la vida ni en las empresas ni en las organizaciones.

Como observador / a es casi patético ver a las personas comportándose como si fueran superiores.

Una buena manera de entender que todos somos igual de importantes y que debemos ser tratados así, es pensar que en un momento cualquiera, la muerte se nos llevará. Pero incluso haciendo esta reflexión, hay quien prefiere girar la mirada hacia otro lado y mirar hacia el acopio de dinero y de poder.

Para poder construir una sociedad que funcione por valores, es necesario que todos hagamos una apuesta por el liderazgo transformacional. Esto significa que tenemos que aprender a actuar de acuerdo con nuestros valores.

Y claro que nos equivocaremos. Por supuesto! Más de una y más de dos veces. Somos humanos.

Pero si nuestra firme voluntad es trabajar por valores, trabajaremos seriamente para superar nuestras inseguridades. Aprenderemos a ser humildes. Aprenderemos que la generosidad es la mejor herramienta, entendiendo que ser generoso tiene muy poco que ver en invitar a un café, sino que tiene que ver en dar a los demás lo que necesitan aunque sea en detrimento de nosotros mismos.
RESPECTO. LEALTAD. SINCERIDAD. TRANSPARENCIA. GENEROSIDAD. ÉTICA.

Son valores por los cuales debemos aprender a actuar de acuerdo con ellos.

Es tiempo de este cambio de modelo. De una nueva manera de ser y de hacer.

Sólo depende de cada uno de nosotros.

Necesitamos la decisión para hacerlo. Tenemos que empezar a hacerlo individualmente, cada uno de nosotros. Nada de palabras. Nada de discursos. Es momento de pasar a la acción.

Desarrollar nuestro Liderazgo Transformacional es el primer paso.

Hagámoslo. Vamos.

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.