La sutileza de las emociones en las relaciones nos delatan.

La sutileza de las emociones en las relaciones nos delatan.

La sutileza de las emociones en las relaciones nos delatan.

La sutileza de las emociones en las relaciones. Comunican. . Nos delatan.

Es bien conocido que las relaciones humanas son una de las disciplinas más complejas de nuestra sociedad. Se puede ver cada día en la política, en el mundo empresarial, institucional, en los medios de comunicación, entre vecinos, entre padres de la escuela o entre amigos.

Las escuelas de negocios, las universidades y multitud de consultores dedican programas y esfuerzos a ello. Sin embargo  por el hecho de ser una disciplina que afecta absolutamente a todas las personas, con demasiada frecuencia no se le da la atención que merece. Algunas personas y organizaciones dan por hecho que es un hecho trivial porque es común a todos, sin darse cuenta que es el punto fundamental que puede llevar al éxito o fracaso de la empresa organización o relación.

Puedes pulsar aquí para leer artículos interesantes sobre el tema….

Establecer relaciones de calidad requiere de conocimiento y de madurez personal.

No podemos cambiar las actitudes de los demás, pero podemos modular, moderar y ser responsables de nuestras.

En función de nuestras actitudes y reacciones creamos impacto en los demás y en consecuencia también modificamos directa o indirectamente las reacciones de los demás.

Nuestra interacción con los demás está formada de palabras y también por silencios, por el tono, por la presencia y por las ausencias, por miradas y por de giros de cabeza hacia otro otro lado.
Incluye también la sutileza de la emoción que nosotros y los otros desprendemos.

En esta sutileza de la comunicación a través de las emociones se nos hace muy difícil poner palabras. Algunas veces sería conveniente y necesario hacerlo. Otras veces no. Pero en cualquier caso, sería conveniente que actuáramos de acuerdo con los que nos dicen estas emociones. Las propias y ajenas.

  • ¿Alguien de nosotros no percibe el le generamos a otra persona?
  • ¿Cuántos de nosotros no sentimos que el otro siente celos o rabia por lo que somos, por lo que hacemos, por lo que tenemos o por lo que no tenemos, o por nuestra manera de hacer?
  • O… ¿cuántos de nosotros no sentimos que el otro nos quiere o admira en silencio y no se atreve a decirlo?
  • Y..¿cuántos de nosotros no dedicamos esfuerzos en disimular nuestras emociones (positivas o negativas) por los demás?NUESTRO MUNDO FUNCIONA POCO POR PALABRAS.
    Las palabras expresan pocas veces lo que realmente somos y sentimos y menos veces expresan lo que es realmente importante.

Poner  atención en las emociones que se establecen en las relaciones nos permite hacernos conscientes de estas percepciones propias y ajenas y eso es difícil. Puede ser que nos haga sentir vértigo mirar de frente la realidad de nuestras emociones y la verdad en nuestras relaciones.

Pero ¿por qué nos es tan difícil reconocer y aceptar lo que nos dicen las emociones?

Porqué a menudo nos hacen sentir débiles. Las emociones dicen la verdad y la verdad nos examina realmente.

  • Si sentimos celos es mestra de que nos sentimos menos que otro.
  • Si sentimos rabia es signo de que sentimos que lo que tiene o hace el otro nos pone en situación de inferioridad.
  • Si sentimos amor puede ser que no nos atrevamos a expresarlo por miedo que el otro no nos corresponda.
  • Si sentimos miedo, puede ser no nos veamos capaces ni de pedir ayuda.Y el liderazgo es el proceso que nos lleva a sentirnos seguros de nosotros mismos y saber superar los miedos y las inseguridades que a todos nos afectan el algunos momentos.

Sólo desde el verdadero liderazgo nuestras emociones serán equilibradas y seremos capaces de actuar de acuerdo con lo que sentimos. Requiere eso si, de coraje y de humildad.

Y el coraje y la humildad se trabajan de forma individual y en silencio.

Reconocer lo que somos, con las fortalezas y debilidades es difícil, pero es el único camino que nos puede permitir establecer relaciones de calidad. Y éstas sólo se pueden establecer desde la sinceridad, primero con uno mismo y luego con los demás.

Reconocer humildemente LO QUE SENTIMOS y establecer relaciones SINCERAS MIRANDO A LOS OJOS.
SÓLO ASÍ NOS sentiremos bien y HAREMOS SENTIR BIEN A LOS DEMÁS.

Y así haremos equipos humanos cohesionados y potentes que permitirán construir empresas que funcionarán bien, con personas que se sentirán cómodos. Se podrán hacer gobiernos que trabajarán por el interés común, y estableceremos relaciones de calidad con las entidades y personas que nos relacionamos cada día, y conjuntamente podremos contribuir a crear una sociedad mejor.

Puedes pulsar aquí para leer más sobre liderazgo…

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.