¿Sabemos el impacto que creamos en los demás?

¿Sabemos el impacto que creamos en los demás?

¿Sabemos el impacto que creamos en los demás?

EL IMPACTO QUE CREAMOS EN LOS DEMÁS IMPLICA ASUMIR NUESTRA RESPONSABILIDAD EN LAS RELACIONES.

Si nos fijamos en cómo respondemos a los comportamientos de determinadas personas y en el impacto que nos tienen, es frecuente escuchar frases como las siguientes:

  • “Cada uno es como es”
  • “A mi edad ya no voy a cambiar”
  • “Ya se sabe, que esta persona tiene un carácter complicado”
  • “Tiene un pronto. Se le pasará rápido… “
  • “Todos sabemos cómo es”
  • “Tiene mal carácter” o “Tengo mal carácter. Lo sé “.Y de alguna manera todos nos hemos creído que siendo como somos, podemos formar parte de una sociedad en la que estamos obligados a establecer buenas relaciones personales y profesionales.

EL CARÁCTER SE EDUCA E INFLUYE EN NUESTRO IMPACTO en LOS DEMÁS.

El carácter de cada persona se forja a través de la genética, de la educación y del entorno en el que crece y se educa.

La influencia de los padres, maestros y familiares así como las circunstancias en las que todos ellos han vivido, mujer lógicamente una manera de ser y de hacer de las personas.

Educar en el amor es clave para el impacto a los demás
Educar en el amor es clave

Todos ellos crean un impacto en nosotros.

Se puede dar por hecho que las circunstancias con las que una persona ha crecido determinan su carácter para toda la vida. Y es así sólo en parte.

 

El llamado “mal carácter” o “carácter complicado“, son nombres genéricos que definen en buena parte una manera de responder a los estímulos en función de las carencias personales, especialmente de las emocionales-, de las personas.

 

Nuestro caràcter genera impacto en los demás
Nuestro carácter impacta en los demás

LA INFLUÈNCIA DE LAS CONDICIONES SOCIALES

Una parte de los padres de nuestro país  fueron educados en el tiempo de la dictadura y vivieron una guerra civil. Ellos aprendieron a reprimir y no expresar sus sentimientos y sus emociones.

En este largo periodo no se educó ni a padres ni a hijos en educación emocional.

Ni los padres ni los maestros podían dar muestra de emociones como la ternura, el cariño o la comprensión …

En ese período se entendía que estas expresiones eran la antítesis de la forma recomendada de educar bien a los hijos.

Así pues crecieron generaciones donde las relaciones de los padres con los hijos, (especialmente los padres, más que de las madres), fueron frías e incluso de educación espartana, exigente o claramente excesiva en el rigor y la frialdad.

Ni padres ni maestros tenían conciencia del impacto que tenían en los demás al actuar de esta manera.

LAS CONSECUENCIAS DE LA FALTA DE EXPRESIÓN DE LAS EMOCIONES impactan EN LAS PERSONAS.

La educación sin expresión de emociones y sentimientos, deja una fría y dura huella en las personas.

Una de las consecuencias más frecuentes es en muchos casos la baja autoestima. Esta se expresa de diferentes maneras: la necesidad de reconocimiento externo, la necesidad de sentirse importante, el sentimiento habitual de menosprecio, las conductas y las reacciones defensivas, los celos …

Los adultos tenemos la responsabilidad de mirarnos  internamente y preguntarnos cómo podemos superar estas propias carencias o bloqueos emocionales.

De hecho, todos tenemos bloqueos y carencias y todos tenemos la obligación de mejorar en estos aspectos.

Es necesario hacerlo para  nuestro bienestar personal y también debemos  contribuir a mejorar las relaciones con nuestro entorno.

Y es así como debemos responsabilizar del impacto que creamos en los demás y en hacernos conscientes de cómo evolucionamos a lo largo del tiempo.

Un síntoma muy claro de omitir esta responsabilidad, es trasladar a los demás la culpa de todo.

Podrá encontrar más información en la entrada en el blog:  https://fentlideratge.cat/culpabilitzar-llencar-pedra-als-altres-que-descobreix/

Las relaciones de calidad tienen impacto y se fundamentan en la confianza
Las relaciones de calidad de fundamentan en la confianza

 

Fijémonos como las personas que tienen más problemas “de carácter” y por lo tanto tienen más dificultades emocionales, son las que tienen más problemas de relaciones y parten de la premisa de que son los otros los que se equivocan y que tienen la culpa de todo.

EL liderazgo transformacional IMPLICA ASUMIR EL IMPACTO QUE generamos en LOS DEMÁS.

El liderazgo transformacional incluye la competencia de hacernos responsables del impacto que creamos en los demás, como una de las competencias más importantes.

Un líder, es aquella persona que opta por su mejora continua. Adquiere conocimiento técnicos y mejora en la práctica de su actividad. Pero el líder también mejora personalmente, a nivel emocional y de carácter y lo hace poniendo el foco en cómo mejorar él mismo respecto a los demás.

Veamos pues como distintos medios valoran el impacto del liderazgo:

El buen liderazgo depende del conocimiento de uno mismo

Hay pues poner atención como con nuestro hacer diario bien sea a través de las acciones, por omisión o por el tipo de respuesta que damos como impactamos en los demás.

LAS EMPRESAS Y LAS ORGANIZACIONES NECESITAN DE RELACIONES DE CALIDAD.
nuestro IMPACTO ES IMPORTANTE.

Las organizaciones y nuestra sociedad reclama y necesita establecer relaciones saludables entre las personas. Las empresas, los partidos políticos y las entidades de todo tipo están formadas por personas que se relacionan entre ellas.

La calidad de las relaciones que se establecen determina en buena parte la satisfacción de las personas en cada uno de estos lugares y en consecuencia tiene una incidencia directa con los resultados que se obtienen.

No se trata pues sólo de seguir cursos de formación de trabajo en equipo o de gestión de conflictos. Se trata de desarrollar el propio liderazgo y este proceso incluye hacernos responsables de nuestras propias acciones y reacciones y por lo tanto del impacto que creamos en los demás.

Tiene sentido probarlo, para que las relaciones entre las personas son en buena parte, la base de nuestro bienestar. Asumir la propia responsabilidad del impacto que creamos en los demás es acercarnos a nuestro liderazgo y en concreto al liderazgo transformacional. Todo un reto. Vale la pena.

¿Lo intentamos?

 

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.