Liderazgo transformacional, la clave del éxito de la industria 4.0 y … de la 5.x

Liderazgo transformacional, la clave del éxito de la industria 4.0 y … de la 5.x

Liderazgo transformacional, la clave del éxito de la industria 4.0 y … de la 5.x

La tecnología está presente en las empresas y por lo tanto también en las empresas industriales. La industria 4.0 es ya una realidad y la tecnología y la robótica forman parte natural de los procesos productivos.

La evolución de esta industria 4.0 nos llevará a nuevas realidades que hoy somos incapaces de imaginar, pues el internet de las cosas, evolucionará de forma importante y provocará cambios relevantes. A esta evolución podemos denominarla industria 5.x.

Existe la creencia de que la llegada de la robótica y la incorporación de más tecnología, implica e implicará la destrucción de puestos de trabajo. Y es cierto que la industria 4.0 eliminará puestos de trabajo de la cadena de producción, especialmente aquellos que son más mecánicos. Pero también es verdad que abrirá nuevos perfiles de puestos de trabajo.

La industria 4.0, con la correspondiente tecnología y robótica, forzosamente deberá impulsar el desarrollo de las personas. Y lo hará en diferentes sentidos.

  • La industria 4.0 está presente en las empresas que innovan. Es decir las empresas que innovan, incorporan las mejores utilidades de la tecnología.
  • Para innovar es fundamental hacerlo en diferentes campos de aplicación:
  • La organización de la empresa
  • Los sistemas de gestión
  • El valor de la marca
  • El posicionamiento en el mercado
  • La explotación eficaz de las macrodatos
  • Nuevas formas de comercialización
  • Creación de nuevos modelos de negocio
  • Desarrollo de nuevas herramientas tecnológicas

Y las empresas más innovadoras son aquellas que son las que internacionalizan y dan respuesta a la oferta y a la demanda de cualquier punto del planeta con la máxima eficacia y eficiencia.

Para dar respuesta a este planteamiento, el verdadero valor son y serán las personas.

Las personas son creativas y llenas de recursos y por tanto para afrontar el reto de la industria 4.0, la innovación y la internacionalización hay que apostar claramente en dos aspectos:

  1. El conocimiento y la formación. Hay formación técnica para todos los trabajadores y empresas. Los miembros de todas las organizaciones deben saber y todos somos capaces de aprender, incluso lo que hoy nos parece que somos incapaces. Hay que convencernos de que: “podemos aprender“. Sólo basta que nos den los recursos y las circunstancias que nos permitan hacerlo.

Cada persona podrá aprender con más facilidad sobre lo que más le interesa y por lo que más facilidad tiene. Pero en cualquier caso lo que es indiscutible es que todos podemos aprender.

  1. La educación actitudinal. Hay que educar para hacer personas creativas, adaptables, flexibles y capaces de establecer colaboración y cooperación entre diferentes personas, empresas, organizaciones y perfiles.

En la sociedad actual se sabe formar en competencias técnicas. Los graduados universitarios las aprenden. Los estudiantes de formación profesional también. Unos son médicos, ingenieros o economistas, otros técnicos en mecánica o comercio exterior, y todos ellos en líneas generales salen bien preparados del sistema educativo de nuestro país.

Para mejorar la formación en competencias técnicas queda todavía aproximar más el conocimiento del sistema educativo a las necesidades y realidades de las empresas. Pero también este aspecto, seria “relativamente simple” de alcanzar, si hubiera una decisión institucional firme para conseguirlo.

El reto de nuestra sociedad es formar en actitudes. Las actitudes se aprenden aplicando adecuadas metodologías de formación.

Hay una cierta creencia establecida, que cada persona es como es y que la formación en actitudes y valores es un reto casi imposible de hacer realidad.

La educación y la formación en liderazgo transformacional permite aprender a hacer y actuar de diferente manera de lo que se está haciendo y hacerlo a partir de lo que realmente es cada persona y sacar todo el potencial que tiene.

El desconocimiento de este tipo de formación y metodologías, junto con la presunción de que es imposible de conseguir, impide que no se esté educando ni formando con lo que es indispensable para trabajar y superar con éxito los retos que hoy conlleva la industria 4.0.

Es por ello que el desarrollo de liderazgo transformacional no es sólo una teoría académica. Esta es una de las “asignaturas” más importantes que tenemos todos pendientes. Y ponernos a ellos es tarea de todos.

Si educamos a los jóvenes y los trabajadores en el desarrollo del propio liderazgo y hacemos una apuesta clara por la formación y el conocimiento, tendremos personas satisfechas y preparadas en las organizaciones. Estas personas serán creativas, flexibles y adaptables y podrán formar parte de un modelo organizativo cada vez más horizontal, donde el valor de la persona será el verdadero valor de la empresa.

Entonces la tecnología y la robótica serán herramientas, al servicio de todos.

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.