Liderazgo tranformacional: una disciplina importante para los medios de comunicación.

Liderazgo tranformacional: una disciplina importante para los medios de comunicación.

Liderazgo tranformacional: una disciplina importante para los medios de comunicación.

Liderazgo transformacional: una disciplina importante en los medios de comunicación.

Hemos hablado en muchas ocasiones de la importancia de hacer llegar el liderazgo transformacional a diferentes colectivos.

El liderazgo transformacional es necesario en todos los ámbitos.

Puedes pulsar aquí para leer más sobre liderazgo transformacional

Los directivos y los responsables de las empresas y organizaciones deben desarrollar su liderazgo transformacional, pues provoca que mejoren las relaciones entre las personas con las que trabajan y con las que colaboran y así pueden lograr los objetivos y conseguir  un buen ambiente de trabajo.

Los colectivos que tienen un impacto directo en la sociedad también deben quedar imbuidos del liderazgo por valores. Políticos, jueces y fiscales, maestros, policías y médicos son seguramente los colectivos que más impacto tienen en todos nosotros.

Para poder trabajar por valores es necesario tener un desarrollo personal que permita dispone de un equilibrio inerno que permita relacionarse y trabajar con objetividad y rigor. Y a la vez,  hacerlo con generosidad, respeto, humildad y honradez.

No es fácil tener la firmeza interna que nos dé la fuerza para ser coherentes con nosotros mismos.

Vivimos en un mundo muy exigente donde la competencia entre nosotros en muchas ocasiones marca la pauta. Obtener los recursos económicos y reconocimiento social necesario para vivir en una sociedad que, -todo nos lo exige-, no es fácil.

En medio del mucho ruido del ambiente, es muy fácil decir que “nadie” actúa por valores. No es cierto.

Son muchas las personas y de todos los colectivos que se esfuerzan por trabajar por valores.

También es cierto que lo que más notamos es el “ruido”, las estridencias, las falsedades, las acusaciones, las opiniones vacías y llenas de juicios, y sus consecuencias de quienes no trabajan ni actúan por valores.

Los medios de comunicación son uno de los colectivos más sometidos a las exigencias negativas del mercado. Un mercado que demasiadas se muestra sin alma. Unos profesionales que tienen en excesivas ocasiones la presión editorial económica y política, si es que en este campo, el uno y el otro se pueden separar.

La necesidad de audiencia, la necesidad de hacer más ventas, de ser más escuchados o leídos, de ser los primeros y de los que consiguen más likes o más seguidores, lleva excesivas veces al sensacionalismo y a la falta de rigor a la hora de elaborar las noticias.

Me reconozco en el dolor que provocan las noticias falsas y los juicios gratuitos a las personas.

Y también debo decir que me satisface enormemente encontrarme noticias bien trabajadas y profesionales con valores.

El camino que queda por recorrer en el campo de los medios de comunicación respecto al liderazgo transformacional y al trabajo por valores, es mucho. Pero también es cierto en que en medio del gran ruido mediático hay profesionales que actúan con honestidad y profesionalidad.

Los profesionales de  un medio de comunicación deben promover la confianza con las personas y con el mensaje.

La veracidad y la objetividad de la noticia deben prevalecer por encima de la prisa por comunicar y causar sensación en la audiencia.

Reconozcamos el valor de los que lo hace bien.

Los profesionales de la comunicación que actúan con honestidad por encima del “feroz mercado” saben que los valores están por encima del “beneficio”.

Las noticias falsas destrozan personas, colectivos y organizaciones.

Es fundamental que lo que se publique sea veraz, que se respete la presunción de inocencia en su caso y sobre todo, es fundamental el respeto más absoluto por todas las personas.

Los medios de comunicación influyen directamente en la vida de nuestras familias, de nuestros amigos y de nosotros mismos.

Trabajemos todos para reconocer los trabajos serios y exijamos profesionalidad y rigor a los que no la tienen y nos hacen daño en el alma.

Gracias de todo corazón, a los profesionales de los medios de comunicación que ya están en el camino de los valores. Hacen un bien destacable en nuestra vida.

Hagámoslo todos. Cada uno de nosotros también. Necesitamos una sociedad que funcione por valores:

respeto, sinceridad, honestidad y ética.

 

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.