Liderazgo empresarial

Actualmente las empresas viven bajo la influencia de un mundo globalizado. Se viven cambios constantes en los mercados. La demanda de los clientes evoluciona a gran velocidad y los proveedores dan respuesta en poco tiempo desde cualquier parte del planeta. Internet y la tecnología homogeneiza los sistemas de producción y el conocimiento está al alcance de muchas personas. Es por todo ello que las empresas necesitan estructuras flexibles que se adapten a las demandas del mercado.

El valor real y diferencial entre las diferentes empresas, son las personas.

Los directivos han de estar preparados para ejercer sus funciones con un modelo de liderazgo que dé respuesta a las necesidades y modos de ser de unos profesionales cada día más formatos.

En las empresas actuales es fundamental saber adaptarse a los cambios continuos de las personas que las forman y esto hace que algunos sistemas de gestión que hasta hace poco eran válidos, han dejado de serlo.

Los sistemas de gestión y los modelos de dirección pasan por dar más atención a cada miembro de la organización, independientemente del nivel jerárquico que ocupe.

El liderazgo de los directivos y mandos intermedios tiene un efecto directo en el resultado de la empresa. Actualmente el liderazgo transformacional es lo que se ha demostrado que es más efectivo, pues es éste en el que los líderes y sus seguidores trabajan juntos para avanzar en un nivel superior de motivación. Con este estilo de liderazgo, las personas de la organización reciben toda la consideración. Los valores de la organización y de las personas pasan a tener una importancia preeminente y las actuaciones de las personas se adecuan a estos valores que son conocidos por todos sus miembros. El respeto a las personas, la transparencia, la ética y la integridad de todos los miembros de la empresa, así como de la propia empresa, pasan a ser pilares fundamentales de la organización.

El respeto al conocimiento ya los valores de las personas, son los elementos clave para retener el talento de la organización. Hoy, nadie se plantea un trabajo para toda la vida y son los elementos motivacionales los que determinan la permanencia en el puesto de trabajo.

Es así que el liderazgo transformacional es el que aporta los mayores beneficios a las organizaciones que tienen por objetivo la potenciación del talento de las personas, la creatividad y la innovación de sus miembros para alcanzar y mantener una posición competitiva en el mercado.