Culpabilizar: es lanzar una piedra hacia los demás… pero nos descubre.

Culpabilizar: es lanzar una piedra hacia los demás… pero nos descubre.

Culpabilizar: es lanzar una piedra hacia los demás… pero nos descubre.

Nuestra sociedad está viviendo unos tiempos en el que son muchos los factores que interaccionan y lo hacen con una fuerza superior a la de otros momentos de la historia.

Las redes sociales y la facilidad que se tiene para la transmisión de todo tipo de información, nos impactan a todos de una manera directa. La gran cantidad de información, sin filtros de veracidad, tiene un impacto social, un impacto colectivo y también tiene un impacto a nivel individual.

En una sociedad como la nuestra, hoy es muy difícil aislarse de este fuerte impacto comunicativo.

Pero más allá de la información que recibimos, tenemos que poner la atención en la actitud y las emociones que hay detrás de las noticias que se emiten.

Hay un ejercicio muy simple que podemos realizar:

Tomemos cualquier diario, -digital o en papel-, fijarse en cada noticia en:

  • Transmite culpabilidad hacia personas?

Fijémonos que vivimos en un momento, donde la necesidad de hacer culpables, ha cogido una fuerza máxima.

Y .. ¿por qué?

Los motivos son diversos:

  1. Hay una crisis de valores en las actuaciones de cada una de las personas que formamos esta sociedad.

La crisis de valores, es considera ya una mal que ha venido para quedarse. De alguna manera se ha normalizado que es normal actuar sin valores. Incluso hoy se considera en muchos casos, el no hacerlo, como un valor añadido.

Algunos ejemplos:

o Acusar a otras personas de hechos que no son reales, o no son verdad y por tanto no hay ni rigor.

o Decir o hacer acciones para obtener un beneficio propio, sin tener en cuenta si se ajusta a la legalidad.

o No tener en cuenta la ética. Es decir, cómo afecta nuestra acción a otras personas

  1. Falta educación emocional en todas las edades y en todos los niveles.

La falta de educación emocional, implica que a las personas les faltan herramientas para analizar qué sentimos, lo que nos mueve, lo que nos hace daño y cuáles son las carencias personales que tenemos. Si no conocemos bien nuestro sistema emocional, las personas reaccionamos a estas carencias, de manera negativa con los demás.

Algunos ejemplos:

o Querer mostrar a los demás que “somos importantes“. Es un claro síntoma de sentirse poco relevante.

o Acusar a los demás de actos que no han hecho. Culpar a los demás. Mentir sobre los demás. Es una muestra de querer disminuir e incluso destruir a otra persona que consideramos, -aunque no lo reconozcamos-, que es mejor que nosotros.

Una vez más, las inseguridades personales y la falta de confianza en nosotros mismos pone en marcha un proceso tóxico y negativo hacia las otras personas.

Culpar a los demás es un acto de agresión hacia las otras personas y siempre implica falta de ética, falta de seguridad y de confianza en sí mismo.

Lo contrario de culpar a los demás, es respetarles. Sólo somos capaces de respetar a las demás personas cuando somos conscientes de nuestras fortalezas y de nuestras limitaciones.

Como apuntaba al principio de esta reflexión, una gran parte de las noticias que nos llegan, están sustanciadas por la culpa a los demás. Es, en definitiva, una muestra de que nuestra sociedad, no tiene la formación emocional necesaria, para actuar por valores y con respeto hacia las otras personas.

Y como podemos comprobar, estas noticias, – carentes normalmente de veracidad-, son del campo de la política principalmente. Pero no están exentas las que tratan el deporte, la economía o la vida social.

Podemos pues concluir, que construir una sociedad fundamentada en culpar a los demás es construir una sociedad carente de valores, y por tanto una muestra de que el camino que nos queda por hacer es importante.

Es un proceso complejo. Cierto. Pero es posible. Es fundamental querer hacerlo. Responsabilizarnos de nosotros mismos y tener el coraje de enfrentarnos a nuestras propias carencias.

 

 

 

Deja tu comentario

Name
E-mail
Website
Tu mensaje

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.